Según la Organización Mundial de la Salud, los coronavirus son una extensa familia de virus, algunos de los cuales pueden ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfriado común hasta el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo). Y otros, también pueden causar varias enfermedades en los animales. El nuevo coronavirus es una cepa particular de coronavirus que no había sido identificada previamente en humanos. Existe muy poca información sobre la transmisión, gravedad e impacto clínico.

Tanto los virus respiratorios, como la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se contagian cuando la mucosidad o las gotas que contienen el virus entran en contacto con el cuerpo a través de los ojos, la nariz o la garganta. Lo más frecuente es que esto suceda a través de las manos, que también son una de las vías más frecuentes de contagio de virus de una persona a otra.

Durante una pandemia mundial, la forma más económica, sencilla e importante de prevenir el contagio de un virus es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

A todos los seres humanos nos gusta sentirnos libres de las bacterias y los gérmenes, y para librarnos de ellos, contamos con el jabón antibacteriano.  Los dermatólogos recomiendan lavarse las manos y el rostro antes y después de jugar, de bailar, de realizar ejercicios en el gimnasio y de estar en la calle todo el día, ya que estamos en contacto con millones de bacterias y gérmenes que pueden causarnos enfermedades. El jabón antibacteriano puede ser usado a diario. Cabe destacar que la higiene diaria de nuestras manos y rostro es, también, una de las principales formas para prevenir infecciones.

Existen muchas empresas que fabrican jabones antibacteriales que prometen ser totalmente eficaces, pero en realidad sus componentes no lo son. Por tal motivo, se recomienda el uso de jabones que no contengan un ingrediente llamado triclosán, ya que este puede alterar el funcionamiento de las hormonas del ser humano. Además, contribuye a que las bacterias sean más resistentes.

A continuación, veremos algunos de los beneficios del jabón antibacteriano para nuestras manos y piel.
Como mencionamos anteriormente, las pastillas de jabón antibacteriano son eficaces para eliminar toda clase de virus, bacterias y gérmenes. Además:

•Lavarse el rostro y las manos con jabón antibacteriano permite que no se propaguen las bacterias y gérmenes a las demás personas.
•Su protección tiene alta durabilidad.
•Protege de las enfermedades relacionadas con el H1N1.
•Elimina la bacteria E Coli, principal causante de la diarrea, que se encuentra en los intestinos de los animales y de los seres humanos.
•Elimina la bacteria Enterococcus Hirae, que causa infecciones clínicas como la meningitis.
•Erradica el Staphylococcus Aureus, bacteria que causa infecciones cutáneas y respiratorias.
•Los formatos de pastillas para el rostro ayudan a eliminar el acné.
•Mantiene el rosto libre de agentes externos como el polvo.

Son muchos los beneficios que se pueden obtener dedicando 20 segundos a realizar un lavado eficiente de manos. Bajo las circunstancias actuales, lavarse las manos puede salvar vidas y evitar que los virus, gérmenes y bacterias ingresen al organismo