.

Durante el año 2020 fue puesta en marcha una nueva y moderna alternativa de trabajo: una planta de saponificación continua, completamente automatizada.

La misma modifica radicalmente nuestro proceso productivo, permitiéndonos obtener un jabón de propiedades homogéneas y superiores, que cuenta con glicerina en su composición.

A diferencia de nuestro sistema de producción previo, el cual era “artesanal”, la nueva planta nos permite obtener jabón de manera continua, reduciendo notablemente los tiempos de trabajo y ampliando nuestra capacidad productiva, lo cual resulta bastante prometedor para planificar nuestro futuro.

Entre sus más notables beneficios, esta nueva instalación reduce a cero los residuos del proceso, contribuyendo así a nuestro sincero compromiso con el cuidado del medio ambiente.

En el año 2018, también atravesamos un importante cambio: se modernizó completamente la manera de agrupar y empaquetar nuestros productos, mediante la instalación de una nueva maquinaria de la línea Flow-Pack de Mazzoni. Este sistema, completamente automatizado, agrupa la cantidad de jabones indicados para empaquetar mediante sensores, reduciendo los tiempos de trabajo. Además empaqueta los mismos de una manera segura y eficiente, con la posibilidad de regular diferentes parámetros durante el uso, permitiendo así la corrección instantánea de cualquier desvío que pudiera ocurrir.