Nuestra Empresa fue fundada en el año 1914 por una pareja de inmigrantes, Don Francisco Rodríguez y Doña Ana Encina, llegados a Tucumán desde Andalucía, España, en el año 1902.

A su llegada alquilaron 10 hectáreas ubicado en lo que en aquellos tiempos era un bajo de la ciudad de San Miguel de Tucumán, a la altura del 1700 de las calles Rivadavia y Monteagudo, el actual emplazamiento de la planta fabril.

El matrimonio comenzó a incursionar en el negocio del sebo vacuno. Fue precisamente en el año 1914, año de inicio de la 1º guerra mundial, el comienzo de esta actividad industrial, donde se derretía sebo para luego venderlo como grasa comestible.

Ese mismo año, nació su sexto y penúltimo hijo, Rafael, que en grande se transformaría en un verdadero pionero de la industria jabonera argentina, incorporando a la empresa la primera tecnología moderna en el interior del País.

En el año 1928, dos de los cinco hermanos que formaban la sociedad familiar incursionaron en la fabricación artesanal de jabones, negocio al que apostaron de allí en más todos sus esfuerzos.

En aquellos tiempos el proceso consistía en la mezcla del sebo derretido con lejías para obtener un jabón elemental, que luego pasaban a secar en las llamadas canchas de secado (en el piso), lo dejaban varios días para que perdiera la humedad y luego se lo cortaba con cuchillas en panes de unos 500 gramos.

Ya por el año 1936 adquirieron la primera “enfriadora”, una especie de molde grande refrigerado a agua en donde el secado era más rápido y además se introdujo el uso de “estampadora” a pedal de cortadora de placas de jabón con correderas de alambre.

Las décadas siguientes estuvieron marcadas por inversiones destinadas a la industria jabonera en su total dimensión contemplando todas las etapas del proceso de fabricación, desde filtros para el tratamiento del sebo hasta estampadoras hidráulicas.
Pero sobre todo, en la capacitación de nuestra gente y técnicos que día a día fueron transformándose en especialistas en el rubro, transmitiendo este know how de generación en generación y convirtiéndolo en el principal activo y patrimonio de la empresa.

En el año 1962 en sociedad anónima, pasó de denominarse “Rodríguez Hnos. y Fernández S.R.L.” a llamarse “Establecimiento La Mariposa S.A.”.
Su nombre deriva de la gran aceptación que tuvo en el mercado consumidor uno de nuestros productos, el jabón “La Mariposa”.

En el año 1969 se logra el paso más importante de la Compañía, se adquiere a la firma “Mechaniche Moderne” de Milán, Italia, el equipamiento más moderno del momento para la fabricación automática y continúa de jabones en barra.

La modernización de la jabonería empujaba a acomodar otros sectores de la compañía para transformarse en una planta moderna en todos sus rubros.

También se buscó llevar adelante cambios radicales tendientes a transformar la empresa de clara orientación a la producción en una empresa orientada al mercado y a satisfacer las necesidades de los consumidores.

Los años pasaron y llego el nuevo siglo. Pese a las distintas dificultades y los desafíos que se presentaban la empresa redoblo los esfuerzos y decidió invertir en el país y en nuestra gente y llevar adelante un plan para renovar la planta fabril.

En el marco del Plan de Actualización Tecnológica que pusimos en marcha en 2013 con la incorporación de una “Línea de Terminación de Jabones de Tocador” marca Mazzoni logramos aumentar significativamente el volumen de producción, 1.500 kilos hora, mejorar la calidad de nuestros productos y lanzar al mercado la nueva Línea de Jabones de 125 grs. marca St. Tropez.

Los años posteriores estuvieron marcados por inversiones muy significativas en los distintos sectores de la planta acompañado por un crecimiento comercial muy importante que nos permitió estar con nuestros productos en todo el territorio nacional y empezar un proceso para el desarrollo del comercio exterior.

Una de nuestras mayores innovaciones tecnológicas llegó en diciembre de 2019, una PLANTA DE SAPONIFICACION CONTINUA SWING DE MAZZONI, esta planta modelo MAZZONI “SCTU” es de una capacidad de 4T/hr de viruta de jabón de materias grasas de origen animal o vegetal o combinación de ambas, es de circuito de Saponificación Universal con obtención de 55% a 71% de TFM, no consume vapor, tiene cero residuos líquidos y sólidos, cero efluentes y baja costos de producción. Es un gran paso en innovación tecnológica para nuestro rubro en el país. Estimamos que estará en funcionamiento en Abril de 2020.



Notas Relacionadas

empresa

LA EMPRESA

El 20 de junio de 1914, la fábrica de jabón “La Mariposa” inició su historia en el proceso industrial tucumano, un camino marcado por épocas de vacas gordas y crisis, gobiernos de derecha y de izquierda. Y nuevos desafíos marcan a la empresa 100 años después.
Leer Más
no disponible

Presente

Mirar el presente no es fácil después de todo el camino recorrido, pero si hay algo que queremos destacar y que nos conmueve es el esfuerzo de cada una de las personas que hizo posible esta empresa y que en definitiva es lo que hoy somos: una gran familia.
Leer Más